Las soluciones HPC están orientadas a entornos muy diversos, ya sea para llevar a cabo investigaciones climáticas, modelización molecular, simulaciones físicas, criptoanálisis, estudios de modelos geofísicos, diseño de mecanismos automotrices, diseño aeroespacial, modelos financieros, minería de datos y más.

 

 

Cómo funcionan las soluciones HPC

En un entorno de Supercomputación todos los servidores (denominadas nodos) trabajan como un solo equipo para aumentar la aceleración de los cálculos. El HPC se basa en el cálculo avanzado de procesamiento en paralelo, lo que permite una ejecución más rápida del código.

 

Beneficios de las soluciones HPC

Es un modelo muy utilizado en centros de cálculo científico de alto rendimiento, de este modo pueden evitar los costes de toda la infraestructura.

Son soluciones muy flexibles que garantizan la rentabilidad de la inversión inicial. Cuando la solución de HPC se queda pequeña, siempre se puede ampliar con nuevas arquitecturas en la medida que sea necesario.

Para la intercomunicación dependiendo de las necesidades del cliente. Se configuran redes de baja latencia Infiniband, para multiplicar exponencialmente el rendimiento.

Requerimientos para una buena solución HPC